Quantcast
El tiempo en: Chiclana
02/10/2022  

Valencia

Desmantelado un grupo criminal que robaba cable eléctrico del alumbrado público

Mientras una pareja robaba el cableado por comarcas de Alicante y Valencia, un tercero, trabajador de una chatarrería, facilitaba las ventas.

La Guardia Civil de Alicante, en el marco de la operación Cobraira, ha desarticulado un grupo criminal especializado en el robo de cable eléctrico del alumbrado público. A sus miembros se les ha acusado, según su grado de participación, por la comisión de 19 delitos de robo y hurto, 4 delitos de usurpación de estado civil y 1 delito contra la seguridad vial.

El Juzgado de Guardia e Instrucción de Denia ha decretado el ingreso en prisión de la mujer, debido a que tenía 4 señalamientos judiciales de búsqueda e ingreso en prisión.

En el mes de octubre del año 2021, la Guardia Civil de Alicante, a través de las denuncias de varios ayuntamientos, tuvo conocimiento de que se estaban cometiendo diversos robos y hurtos de cableado eléctrico del alumbrado público en diversas localidades de las comarcas Marina Alta (Alicante) y Campo del Turia (Valencia).

Estos hechos delictivos, además de crear un gran perjuicio económico a los ayuntamientos afectados, empezaban a crear una sensación de inseguridad entre los vecinos molestos por los cortes de luz que se generaban.

El Equipo ROCA de la Compañía de la Guardia Civil de Calpe, con el fin de esclarecer los hechos denunciados, dio inicio a la operación Cobraira. El inicio de las investigaciones permitió a los agentes determinar el modus operandi utilizado, que resultó ser el mismo en todos los robos, lo que hizo sospechar que habían sido cometidos por un mismo grupo de personas.

El modus operandi era sencillo: mediante una palanqueta o herramienta similar forzaban las arquetas del alcantarillado del alumbrado para posteriormente seccionar y extraer por tramos el cable de alimentación eléctrica que discurrían de forma subterránea entre cada farola.

Durante el transcurso de las investigaciones, los agentes lograron detectar los patrones utilizados por los autores en cuanto a horarios y lugares en los que con mayor asiduidad cometían los robos. Gracias a esta información, se consiguieron identificar los vehículos utilizados para cometer los robos, un vehículo propiedad de uno de los delincuentes y varias furgonetas de gran capacidad que a veces alquilaban dependiendo de la cantidad y dimensión del material a sustraer. 

Detrás de los vehículos utilizados, se encontraba una pareja conocida por su amplio historial delictivo, un varón de 28 años y una mujer de 27 años, ambos españoles y residentes de la localidad de Ribarroja del Turia (Valencia). 

En diferentes controles policiales, se pudo comprobar cómo la mujer, con la finalidad de obstaculizar las investigaciones y evitar su posible detención por otras causas judiciales pendientes, no dudaba en usurpar la identidad de otra persona para así no ser identificada de forma correcta.

Los agentes averiguaron que existía un tercer miembro de la banda, se trataba de un trabajador de una chatarrería de la localidad de Valencia, un varón de 42 años de edad y de nacionalidad ucraniana. Su función era la de facilitar la venta del material sustraído para no levantar sospechas.

Inmediatamente, los agentes realizaron una inspección en el lugar de trabajo de este tercer miembro, localizando e interviniendo 200 kg de cableado de cobre que había sido sustraído en una urbanización de la localidad de Casinos (Valencia).

Una vez identificados todos los miembros del grupo delictivo y acreditado su participación en diversos robos en las localidades de Jávea (Alicante), Teulada-Moraira (Alicante), Denia (Alicante), Benissa (Alicante) y Casinos (Valencia), solo quedaba la localización y detención de los autores materiales de los robos del cableado.

El día 9 de junio en la vía pública de la localidad de Ribarroja del Turia se procedió a la detención de la pareja, y además en las dependencias de la Guardia Civil en la misma localidad se procedió a la investigación del tercer miembro por receptar el material robado. A todos ellos, en diferentes grados de participación, se les han imputado 19 delitos de hurto y robos con fuerza en las cosas, 4 delitos de usurpación de estado civil y 1 delito contra la seguridad vial.

Fruto de dichas investigaciones, además del material incautado en la inspección de la chatarrería, la Guardia Civil ha conseguido recuperar más de 3.000 metros de cableado eléctrico que habían sido robados en una urbanización de Jávea y en el Paseo de les Rotes de Denia, e igualmente más de 1.500 Kg de material sustraído en una obra de una de las vías de acceso a Benissa.

También ha sido puesto a disposición judicial el vehículo propiedad de uno de los detenidos, al estar vinculado con los hechos investigados.

Los detenidos y el investigado, todos con antecedentes policiales por hechos similares, han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Denia. Mientras la mujer ha ingresado en prisión debido a los 4 señalamientos judiciales de búsqueda e ingreso en prisión que tenía dimanante de varios juzgados de la provincia de Valencia, el resto de los miembros, han quedado en libertad con cargos.

TE RECOMENDAMOS