Quantcast
El tiempo en: Chiclana
Jueves 18/08/2022
 

Sevilla

La Torre de Don Fadrique acogerá visitas guiadas y un "mapping" tras su rehabilitación

El Ayuntamiento impulsa una nueva fase de intervención en Santa Clara

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Foto de Familia en la Torre de Don Fadrique.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hábitat Urbano y Cohesión Social, ha culminado los trabajos de restauración de la Torre de Don Fadrique con una inversión de un millón de euros cofinanciada en un 45% por parte del Ministerio de Fomento a través del programa estatal del 1,5% cultural. Durante este verano, para acercar esta actuación a la ciudadanía se programarán visitas guiadas, un 'mapping' en torno a la figura de Alfonso X e iniciativas artesanales en los jardines.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, acompañado del delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Juan Manuel Flores; la delegada de Patrimonio, Carmen Fuentes, y el delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha realizado una visita a la citada Torre y ha destacado la "amplia estrategia de recuperación" de este espacio que se está llevando a cabo en estos momentos con obras en coordinación con el Arzobispado en la antigua Iglesia y con la inversión que se está llevando de 290.000 euros para la recuperación del sector sureste del claustro.

"El Ayuntamiento tiene entre sus prioridades completar la recuperación de este gran espacio patrimonial y que se consolide como un gran equipamiento cultural de la ciudad". Por eso, "además de las actuaciones que ya tenemos en marcha y que conforman la mayor apuesta realizada por Santa Clara en décadas, tenemos un proyecto integral para avanzar en la rehabilitación y recuperación de forma decidida", ha explicado el alcalde.

En este sentido, se ha iniciado la redacción de un proyecto que tendrá un importe aproximado de 5,7 millones de euros centrado en ejecutar la rehabilitación y acondicionamiento de la edificación al Norte del Compás y portada Santa Clara, el Sector sur y el compás, la sala Profundis y Sepulcro, las viviendas de vida particular y los huertos antiguos. En todo este recinto se programan iniciativas de uso cultural que se puedan ejecutar en los próximos años como un museo de la ciudad o la sede de la colección arqueológica municipal.

La intervención culminada este verano y ejecutada con la cofinanciación del Gobierno de España a través del programa del 1,5% cultural ha incluido la puesta a punto de la torre, la mejora de los jardines del entorno y el arreglo de la Portada de Maese Rodríguez, por la que se accedía al Convento desde la calle Santa Clara.

Las obras de rehabilitación de La Torre 

En lo que respecta al exterior, la Gerencia de Urbanismo ha recuperado la cubierta de la torre bajo la que se encuentra la hermosa bóveda nervada que decora su interior. La intervención más notable de las realizadas ha correspondido a su portada de piedra labrada, abierta en la cara norte de la atalaya, que antes lucía encalada y de la que se ha eliminado esta capa de cal, dejándola como la concibieron sus constructores y como era en un principio.

La retirada de la capa de cal ha permitido redescubrir los bellos bustos de ángeles que adornan sus capiteles junto a otros elementos ornamentales. Asimismo, las tareas desarrolladas han permitido descubrir también marcas y restos de hace siglos, como hasta nueve marcas distintas de cantería halladas en la base de la torre, donde también se han encontrado restos de humo y de mortero de cemento.

Todos los elementos que conforman la Torre se han limpiado aplicando tratamientos biocidas y, posteriormente, con una pulverización de agua a presión controlada y, en el caso de los paramentos exteriores, mediante chorreo de micro-árido. El trabajo se ha completado con retirada de morteros inadecuados, reintegraciones puntuales y con la aplicación de un consolidante.

En el interior, se ha limpiado la suciedad y los depósitos que se acumulaban, algunos de ellos --como grafitis-- consecuencia de actos vandálicos, y otros producidos por la entrada de aves por los huecos abiertos en las carpinterías. Para atajar definitivamente este problema, se han restaurado todas las carpinterías en mal estado, sustituyendo por completo aquéllas que no permitían, y se han instalado barras de protección en todos los pequeños huecos existentes y saeteras para impedir que entren nuevamente las palomas.

Finalmente, se ha instalado una nueva iluminación adecuada a los actuales requisitos normativos y estándares lumínicos, para que las futuras visitas que se prevé realizar al recinto sean del todo seguras. "Todos estos trabajos han devuelto a la Torre su antiguo esplendor, resaltando su presencia en el sector norte del conjunto histórico, donde se constituye como un hito que nos enlaza con tiempos pasados".

La "puesta a punto" de los jardines del entorno 

La actuación sobre este espacio comenzó con una limpieza general de todos sus elementos: las escaleras, los muros, el pretil de la alberca, los bancos y también los parterres vegetales; y ha seguido después con un tratamiento específico de todas las especies vegetales que pueblan este entorno, para asegurarles el mejor estado posible.

Después de limpiar y desbrozar, los trabajos se han centrado en consolidar y restaurar los muros que conforman el recinto, reponiendo las piezas más deterioradas, cornisas, carpinterias y cerrajerías. "Una lenta y gradual recuperación de todas las piezas para que al cabo este recoleto jardín del convento de Santa Clara luzca al fin engalanado cuando acaben las obras".

La recuperación de la portada de Maese Rodrigo 

De estilo gótico tardío, está compuesta por sillares de piedra arenisca, limitada en los extremos por dos columnas cilíndricas y completada con una cornisa ornamentada. Presenta también una cenefa intermedia que marca el arranque de un arco conformado por dovelas. Antes de la intervención, tanto los sillares como los elementos ornamentales mostraban un aspecto claramente deteriorado, con alto grado de suciedad, manchas por filtraciones en la cubierta y fisuras en la bóveda del pórtico. También la cancela que cierra la portada estaba muy oxidada.

Para la recuperación de este elemento se ha desarrollado una profunda intervención que ha consistido en el desmontaje de la cubierta para reparar la bóveda, ejecución de una nueva estructura de madera similar a la original, reposición de tejas, renovación de los revestimientos interiores, limpieza y consolidación de los sillares que conforman la portada y restauración de la cancela.

TE RECOMENDAMOS