Quantcast
El tiempo en: Chiclana
Miércoles 18/05/2022  

Patio de monipodio

Elecciones en Feria

E lo que dicen que preparan Moreno-Bendodo; que muchachos tan simpáticos. El domingo de Feria de Abril, elecciones, para ir alegres a votar. Podría ser...

Publicado: 26/01/2022 ·
10:14
· Actualizado: 26/01/2022 · 10:14
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Votaciones.
Autor

Rafael Sanmartín

Rafael Sanmartín es periodista y escritor. Estudios de periodismo, filosofía, historia y márketing. Trabajos en prensa, radio y TV

Patio de monipodio

Con su amplia experiencia como periodista, escritor y conferenciante, el autor expone sus puntos de vista de la actualidad

VISITAR BLOG

Lo que dicen que preparan Moreno-Bendodo; que muchachos tan simpáticos. El domingo de Feria de Abril, elecciones, para ir alegres a votar. Podría ser el primer domingo: primero meter el papelito en la urna de cristal y luego seguir colocando farolillos, buena forma de celebrar la elección, o de lamentarla, de enterrar la decisión bajo la botella de manzanilla, de Sanlúcar, claro. Menos mal que la manzanilla no admite copia, que si no ya hace tiempo nos la traerían de sabediosdónde, aunque eso sí, con la flamenca luciendo arte cañí ante la portada, en la etiqueta. Que aunque viniera de dónde Dios dé a entender, cuando se trata de vender-nos son todos la mar de andaluces.


Vender es también el acto de celebrar elecciones que no tienen nada que celebrar, a lo mejor por eso las piensan poner en Feria de Abril, para darle olor a fiesta, o porque ya llevan aparejada de fábrica una resaca de cuatro años. ¡Casi ná, miarma! Sí, acudir con una lista a ofrecer las bienaventuranzas vestidas de azul, o de rojo, o del color que sea, también es vender, casi siempre, humo, por supuesto. ¡Que arte hay que tener para vender humo! Y lo venden. Por eso cogerán el último domingo, el día de cierre, que así se podrán apuntar los fuegos de artificio por partida doble: para interpretarlos, torcidamente, como fiesta de su victoria y por el artificio de sus propuestas. Y por lo efímero de sus intenciones de mejora. Ya vemos: Moreno-Bendodo venía “con la intención de arreglarlo todo” y no lo han arreglado, que en casi cuatro años no se ha liberado ni un euro para el metro, que eso no se reclama, no se discute con el gobierno central, ni se termina la SE-40 con el cuento del puente, ni para el puerto, ni preocupan un ápice las necesidades de Andalucía, al contrario, se ha abandonado la sanidad y no se le eche la culpa al covid que el bichito no puede ser responsable de que se supriman las citas telefónicas y digitales, más bien todo lo contrario, porque estas no provocan colas de hasta cien personas. Y de la enseñanza mejor no hablar. O de las comunicaciones, por ejemplo, los cercanías, los trenes de Baeza, o la comunicación del Campo de Gibraltar con el exterior, o los corredores ferroviarios, o las internas de Andalucía. Bueno, sí, algo han hecho. Se han gastado una pequeña fortuna en copiar una “A” y pagarla como nueva, para imponerla como nuevo logo de la Junta. Eso es lo que han hecho y ¿con eso ya han cumplido?


La consecuencia más visible y lamentable, será la bajada de votos como consecuencia de añadir la votación a la resaca de la Feria. Pero eso es un beneficio. Para ellos. Como Sevilla es más proclive a votar a quienes dicen ser de izquierda que a quienes se parapetan en la derecha ultra y recalcitrante, piensan hurtarle unos cuantos miles de votos al “enemigo”. Y como Sevilla es la cuarta parte de Andalucía en habitantes y algo más en votantes, eliminar esa competencia podría acercarles la victoria. Una resaca un “poco costosa” y dudosa, porque sus seguidores también van a la Feria, también madrugan de lunes a domingo y también consumen manzanilla de Sanlúcar y jamón ibérico de bellota, aunque sean productos andaluces. Después repetirán el cuento de arreglarlo todo. Y una auditoría a sí mismos ¿Cuándo?

TE RECOMENDAMOS