Quantcast
El tiempo en: Chiclana
Miércoles 06/07/2022  

Patio de monipodio

Taxis y Área Metropolitana

El Área Metropolitana de Sevilla tiene muchos negacionistas de su existencia. Porque no es una ciudad ni un Área plenamente definido con una normativa mínima...

Publicado: 19/04/2022 ·
10:52
· Actualizado: 19/04/2022 · 10:52
  • Un taxi.
Autor

Rafael Sanmartín

Rafael Sanmartín es periodista y escritor. Estudios de periodismo, filosofía, historia y márketing. Trabajos en prensa, radio y TV

Patio de monipodio

Con su amplia experiencia como periodista, escritor y conferenciante, el autor expone sus puntos de vista de la actualidad

VISITAR BLOG

El Área Metropolitana de Sevilla tiene muchos negacionistas de su existencia. Porque no es una ciudad ni un Área plenamente definido con una normativa mínima. Eso de convertirse en ciudad es un privilegio de los concedidos tan sólo a Madrid y Barcelona. Pero en Sevilla, sin necesidad de plantear la absorción de las poblaciones que han colmatado sus términos municipales y han quedado prácticamente unidas entre sí y con la capital, sería lógico un acuerdo amplio para unificar criterios urbanísticos y de servicios, con una autoridad, al menos una coordinación común eficaz. En el Área Metropolitana de Sevilla ha perdido sentido hablar de municipios de forma aislada, cuando es posible pasar de una localidad a la siguiente sin ni siquiera darse cuenta que ha cambiado localidad y no una sola vez. Por su parte, el doble cauce del río es la única separación entre Sevilla y el racimo de pueblos unidos entre sí que constituye la mayor parte del Aljarafe.

Eso exige una respuesta racional de la que llevan tiempo huyendo las autoridades municipales, estatales y, especialmente las autonómicas, que tienen mucho que aportar al respecto. Y sin embargo se precisa esa respuesta. Aún en el caso de que se acometiera y la estructuración decidida no fuera perfecta -que no tiene por qué no serlo-, aún en ese hipotético caso, todas las ciudades que forman esa aglomeración urbana saldrían ganando. Por establecer una mejor planificación urbana, tarea más difícil cuanto más tiempo se tarde en poner en práctica. Por facilitar gestiones, por prestación de servicios, por tener acceso a unos ingresos proporcionalmente más enjundiosos que la suma de los actuales.

Esto también requiere un esfuerzo de comprensión entre algunos estamentos empeñados en ponerse de espaldas. Por ejemplo el taxi, opuesto a que los del Área Metropolitana puedan prestar servicio durante la Feria. Todos deberían aprender de las grandes superficies que, cuando se instalan no piensan en el pueblo dónde han construido su establecimiento, sino en que el lugar elegido esté estratégicamente bien situado. Es necesario, cada vez más, dar carta de naturaleza a una realidad: ya no hay distancias entre las distintas poblaciones del Área de Sevilla ni entre estas y la propia capital. Las carreteras y autovías que las cruzan pueden considerarse con propiedad Avenidas que unen esas más de cuarenta localidades de hecho convertidas en zonas lo más semejante a barrios de una gran urbe, cada uno con su estilo peculiar. Eso no se debe seguir ignorando.

Cuando hemos hablado de servicios nos referimos a todo cuanto lleva ese nombre y si grandes superficies, entidades de difícil encaje en esa palabra, se crean sin pensar en la fina línea de los límites municipales, el negocio del taxi, que presume con el apellido de “servicio público”, debe comportarse como un Servicio Público. La oposición de las asociaciones profesionales del taxi a que los del Área Metropolitana puedan prestar servicio en la Feria, es puro egoísmo, oposición a la existencia de una figura tan necesaria como innegable. El Área Metropolitana es una necesidad y ningún sector debería estar en contra.

TE RECOMENDAMOS