Quantcast
El tiempo en: Chiclana
02/10/2022  

Jerez

González Byass venencia con flamenco cinco noches de verano

El ciclo Solera y Compás amplía su programación respecto a otras ediciones así como su formato, al que añade la figura del guitarrista de concierto y el baile

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Varias imágenes del ciclo Solera y Compás, en el marco del Tío Pepe Festival durante el año pasado.

El día que se presentó la programación de la edición 2022 se cumplían dieciocho años del fallecimiento de La Paquera de Jerez. El 26 de abril, González Byass presentaba un nuevo y ambicioso programa del Tío Pepe Festival, una de las citas musicales, culturales y gastronómicas más importantes que se celebran en el sur de España. Y como se nace en Jerez, la organización dedica un ciclo con personalidad propia al flamenco bajo el títuloSolera y Compás.

No cabe duda de que si La Paquera viviera y estuviese en activo, sería la encargada de coronar este cartel tan prestigioso e interesante que amplía su programación así como su formato. Si bien hace dos años, en plena pandemia, se apostó por Macanita, Felipa del Moreno y Jesús Méndez para dos noches de flamenco, ahora que la situación parece controlada y el turismo se mueve, serán cinco las jornadas de celebración en el patio de la Tonelería y con una serie de nombres de incuestionable valía en la actualidad.

El flamenco no solo sonará o se sentirá en este espacio, sino que habría que sumar con independencia el recital de Sara Baras  y el concierto de José Mercé, el 02 y el 06 de agosto respectivamente, en bodegas Las Copas. Se entiende que estos artistas arrastran un público mucho más numeroso que los que a continuación se mencionarán, sin dejar de destacar la importancia de cada uno de ellos en el cante, la guitarra y el baile.

La primera de las noches está prevista para el 23 de julio, a partir de las 23:15 de la noche, horario fijo para el resto. Para abrir boca se ha contado con Capullo de Jerez, que ya el año pasado dejó su sello de ritmo y electricidad. Miguel, que así se llama el de “apágame la luz”, “la vida es una rutina”o “son de lunares”, sí que tiene solera (más de cincuenta años en los escenarios) y compás. La voz de Kiki Morente se suma a la gala, siendo la única aparición del granadino por la zona. El joven está abriéndose camino en la música, más allá del flamenco que defendió como primera figura Enrique, su padre. Kiki disfruta de una legión de seguidores gracias en parte a la nueva era de las redes sociales en las que se mueve como pez en el agua. En el nuevo apartado, el baile de María del Mar Moreno, bailaora puramente jerezana de valiosa madurez y renombre internacional. No le va a la zaga Antonio Rey, también de la tierra del vino fino que atesora un Grammy Latino desde el año 2020 y que será el encargado de inaugurar la edición como guitarrista de concierto.

La calidad se mantendrá en la siguiente cita, la del 28 de julio con la vuelta de Israel Fernández a Jerez. Es una de las figuras con más repercusión en la actualidad, sin duda alguna. Ha removido a los nuevos públicos, a esa gente joven que han encontrado en él algo distinto. Posiblemente sea el cantaor que más fechas tenga cerrada esta temporada, junto a su guitarra, Diego del Morao. La juventud será defendida, además, por Lela Soto Sordera. La nieta del gran Manuel Soto e hija de Vicente, debutará en la bodega en una noche en la que sobresale el baile de Farruquito. Pocas palabras más, su nombre lo dice todo.  La guitarra en solitario de Alfredo Lagos dibujará el mágico paisaje del viñedo jerezano.

Ya entrados en agosto, continuará la programación el jueves 4, con una fuerte carga de jerezanía cantaora y dos clásicos de la bodega. Por un lado, Jesús Méndez, gran figura del cante de la casta de la Reina de la Bulería, a quien ha dedicado su último trabajo discográfico publicado en primavera. También estará Felipa del Moreno, voz creciente y de exquisito gusto del barrio de Santiago. La guitarra volverá a ser la de Antonio Rey, y el baile estará representado por la sevillana Pastora Galván. De la escuela trianera, muestra una personalidad repleta de sabor y esencia, dejándose rozar por las vanguardias que su propio hermano, Israel, ha instalado en el siglo XXI.

Día 9, noche de Antonio Reyes. El chiclanero es otro de los cantaores más requeridos y con un perfil alabado tanto por los jóvenes como por las generaciones más veteranas. Querido en Jerez, volverá a pisar el ansiado escenario como ya hizo la temporada pasada. Y María Terremoto, la más joven, no podía faltar. La nieta de Terremoto de Jerez es un año más reclamada por los grandes festivales y será la única vez que esté por Jerez en estos meses de 2022. Santiago Lara será el protagonista de la sesión con guitarra en mano, una de las grandes de la ciudad, al igual que el baile de Joaquín Grilo, otro perfil carismático y de sobrada trayectoria con los más grandes de la historia como Lola Flores o Paco de Lucía.

Como colofón estarán La Macanitay Pedro El Granaíno. La primera es una de las caras más populares del flamenco de las últimas décadas que, además de los encuentros flamencos de cada verano en esta bodega, ha aparecido también en la Navidad de 2021 con un gran concierto. A Pedro no es nada habitual verlo por Jerez, ha estado contadas ocasiones a lo largo de su incesante carrera. Es ésta, por tanto, una gran oportunidad para no perdérselo. La guitarra de concierto la pondrá Diego del Morao, una estrella del toque flamenco, y el baile lo llevará a la escena en esta noche última del 13 de agosto Mercedes Ruiz, extraordinaria en elegancia y transmisión. Todas las entradas ya están a la venta en tickentradas.com

TE RECOMENDAMOS