Quantcast
El tiempo en: Chiclana
02/10/2022  

Jerez

Viernes Flamencos 2022: cinco potentes noches de compás jerezano

David Carpio inaugura una edición marcada por la presencia de las peñas flamencas y por la vuelta a los Claustros de Santo Domingo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La presentación de los Viernes Flamencos en los Cluaustros de Santo Domingo

Si hay una cita en el calendario festivo flamenco de Jerez esa es la de los Viernes Flamencos, encuentros de medio formato que anteceden a la celebración de la Fiesta de la Bulería que cumple cincuenta y cinco ediciones en 2022. Recordarán los lectores aquellas míticas noches en el Cine Astoria, céntrico espacio recreativo perfumado por el olor del pescaíto frito de Manolo Montoro y bañado por el fino de la tierra en el que se reunían buenos aficionados de toda la vida para escuchar y “convidar”, algo muy propio.

De aquella etapa queda más bien poco. Ha cambiado el lugar, la estructura del programa semanal y hasta el ambigú (que ni habrá presumiblemente en esta edición dado el carácter patrimonial del lugar). Y es lógico, pues con el paso del tiempo los eventos flamencos han pasado a acercarse más al ambiente de respeto y culto que a la popularidad del jaleo que reinaba en el auditorio. Es así, nadie podrá negar que por mucha añoranza que exista de aquellas Fiesta de la Bulería la realidad es que en el año 2013 no se vendieron ni quinientas entradas en una Plaza de Toros prácticamente vacía y en cuyo cartel estaban Juan Moneo y Manuel Moneo. Que nadie se olvide.

Los Claustros de Santo Domingo abrirán sus puertas para acoger cinco propuestas de gran nivel y en la que se recorrerán importantes sellos y estilos de las casas cantaoras locales, destacando la presencia un año más de las peñas flamencas que de esta manera hacen notar su apuesta y trabajo durante todo el año, también en verano.

La programación dará comienzo el 15 de julio con el espectáculo Lo que da el pueblo del jerezano David Carpio. El cantaor está en un momento de verdadero dulce, asumiendo un puesto más que importante a la par que merecido en su generación. ¿Y qué da el pueblo? David sabe sacarle al terruño jerezano lo mejor que puede producir, fruto del conocimiento y la experiencia del que en su día formó parte del disco ‘Nueva Frontera del Cante de Jerez’ (2008, entidad financiera BBK) y que después de más de una década ha recorrido los mejores escenarios junto a bailaores como Manuel Liñán y, por supuesto, en solitario. En 2014 publicó Mi verdad, y en 2018 volvió al mercado discográfico en Con la voz en la tierra. Estará acompañado por su compadre Manuel Valencia, guitarrista, y el baile de Miguel Ángel Heredia y Saray García. A las palmas estarán Carlos Grilo, Luis Cantarote y Javi Peña, y a la percusión, Carlos Merino. El protagonista comparte la dirección y producción artística con Rafael Agarrado.

La primera de las peñas en comparecer será la de Tío José de Paula, sita en calle Merced del barrio de Santiago. Esta entidad, que cada vez echa más en falta a sus mujeres de toda la vida como a Bastiana o Salvaorita de Rebeco, dará paso a una serie de artistas representativos de la casa como Enrique El Zambo o Ángel Vargas, sin faltar el propio Joaquín El Zambo (presidente de la peña) y su hijo Abraham. Entre todos conforman Un legado en el tiempo, bajo la dirección de José Gálvez y la participación de los niños de la peña como Lucía Aliaño y Manuel Monje, Marcos de Silvia (a la guitarra), y las palmas y el baile de Carmen de Jerez y Manuel de la Lary. El baile en esta jornada del 22 de julio estará a cargo de Rocío Marín, con el cante de Agustín Mancheño y Sara Salado, y la guitarra de Román Vicenti. No faltarán Tía Yoya, Tía Curra y Tía Churrita, así como las palmas de Luis de Rebeco e Israel López.

Otra de las peñas que tendrán presencia es la casa de Terremoto, esta asociación cultural que contará con José Valencia, lebrijano amigo de la familia, Samuel Serrano, de Chipiona, y Manuel de Cantarote, nacido en esas paredes del local original del barrio de la Asunción. Estos tres cantaores darán su espacio a la voz nuevamente de la “joven promesa” Manuel Monje. Será Merci del Chícharo la responsable del baile, y Nono Reyes y Manuel Jero se ocuparán de las sonantas. No hay que olvidar a Manuel y Luis Cantarote a las palmas, así como la incorporación de Juan Vargas Prado en el fin de fiesta. Será el viernes 29.

Seguidamente, ya entrado agosto, en la noche del 5 y a las diez de la noche como el resto de recitales, llegará la Peña Buena Gente. La entidad del casco histórico jerezano confiará en Pepe del Morao (Cantarería Productions) para que dirija el montaje en el que destaca la presencia de Juana la del Pipa. Se suman al cartel La Fabi, una de esas voces a tener muy en cuenta, y Chanquita, joven de interesante proyección artística. Pepe estará también en el acompañamiento al cante con su guitarra, al igual que Manuel Parrilla. Las palmas estarán a cargo de Juan Diego Valencia, Manuel Cantarote y Bastianito, y el momento del baile lo asumirá la portuense Aitana de los Reyes.

Como colofón, Agujetas & Rubichi. El 12 de agosto concluirá la edición con un espectáculo que recordará a Manuel de los Santos Agujetas y a Diego de los Santos Rubichi, en la memoria. Esta importante saga, dividida en dos en esta ocasión, estará representada por Dolores Agujetas, Virginia Agujetas y Antonio Agujetas Chico. Por los Rubichi, el cante de Tomás y la guitarra de Domingo. El baile llevará el nombre de Beatriz Morales, y las palmas la pondrán Ali de la Tota y Perico de la Agujeta. La dirección recae en Pedro Machuca, de la peña El Rincón de la Agujeta. Sin duda, esta es una oportunidad para encontrarse con una de las castas más prestigiosas de la historia del flamenco jerezano que han contribuido a la conservación de las raíces del cante gitano.

Las entradas se pueden adquirir en las taquillas del Teatro Villamarta y en la web tickentradas.com

TE RECOMENDAMOS