El tiempo en: Chiclana
Lunes 15/04/2024  

El jardín de Bomarzo

La boa azul

Lo cierto es que en verano apetece instalar el modo silencio y no en el móvil sino en la mente, abstraerse del ruido, del conflicto, vivir en fin de semana

Publicado: 23/06/2023 ·
12:04
· Actualizado: 23/06/2023 · 12:05
  • El jardín de Bomarzo.
Autor

Bomarzo

Bomarzo y sus míticos monstruos de la famosa ruta italiana de Viterbo en versión andaluza

El jardín de Bomarzo

Todos están invitados a visitar el jardín de Bomarzo. Ningún lugar mejor para saber lo que se cuece en la política andaluza

VISITAR BLOG

Al agotamiento le vence el calor, este mismo de este junio avanzado que nos trae un verano pleno y colorido con la certidumbre de que el curso, intenso, acaba, lo hace con pocas ganas de vivir estas elecciones generales traídas fuera de fecha con treta torticera y ya se verá si, además, con puntería, de hecho el PP no las tiene todas consigo e inquieto anda porque el PSOE podría Sumar y si esto pasara Feijoó tal vez retorne a Galicia y el verano azul torne en gris, o rojo. E ahí el peligro del slogan, gracioso, peligroso y pelín frívolo comparativamente con los personajes del viejo serial.

Lo cierto es que en verano apetece instalar el modo silencio y no en el móvil sino en la mente, abstraerse del ruido, del conflicto, vivir en fin de semana eterno, distinguir los matices de la brisa del mar mientras cierras los ojos y la arena fina, cálida, rasga y juega y cosquillea por entre la comisura de los dedos al compás del sabor de la gota salada que el último baño dejó y, poco a poco, la mente se va deteniendo y piensa más lento, navega entre el condimento exacto para la receta de hoy y cómo maridará con un vino, por ejemplo, de Pasto, uva palomino procedente del marco, el párrafo último leído en el que Ramiro Retratista cuenta a través de los retratos hallados en su baúl la historia de miseria y guerra en Mágina en El Jinete Polaco de Muñoz Molina y sufres porque, oh Antonio, qué manera de relatar, también con el redondeo perfecto que a todas sus curvas acompaña a quien, morena mía, ocupa toalla unos metros ladera abajo y sabe que, aún con sus ojuelos cerrados, la observas, lo sabe, su cara al sol dormitando brillosa en sus trazos infinitos. Lo sabe. Cosas para ocupar la mente en verano, comer, leer, soñar.

La bandera azul se ha convertido en un símbolo para playas y puertos que certifica la calidad del entorno, de las aguas y que la seguridad y los accesos en general están acordes al máximo nivel exigido; para localidades costeras es importante teñir de azul la tela de sus mástiles. Políticamente, el PP ha puesto pica hasta en Flandes logrando mástiles hasta donde no imaginaba porque, también lo sabe, la ola final llegada desde Madrid le añadió metros para alcanzar mayorías donde no las tenía y en su mérito está, no obstante, haber sabido capitalizar un voto y quedarse las ocho capitales de provincia andaluzas más seis diputaciones, un resultado que no tuvo el PSOE-A ni en su mejor época cuando por los pasillos de San Telmo dejaban huella seca los 62 escaños logrados por Chaves.

El PP es como la boa del principito, en azul, que se tragó un elefante y que, ahora, lo debe digerir, corre el riesgo ante tan copiosa comida de caer en una indigestión ante la necesidad de nombrar tantos cargos en tan pocos días y hacerlo cumpliendo una serie de principios estéticos: cuotas de poder y de género, deudas pendientes, familias y necesidad orgánica para que todo fluya y no se desmadre. Durante la semana se han negociado los catorce diputados provinciales que en Cádiz formarán el grupo y que acompañarán a un presidente que será designado directamente por Juanma Moreno y que, salvo sorpresa no esperada, saldrá de entre el gaditano Juancho Ortiz y la jerezana Almudena Martínez, ambos con sus pros y contras y que viene a reflejar la refriega interna por el poder entre Cádiz y Jerez. A Ortiz le cobija tanto Bruno García como Teófila Martínez o Romaní, mientras que tras Martínez empuja Pelayo y tiene el beneplácito de Sanz, que ya en su día la puso al frente de la secretaría general en detrimento del portuense y alcalde Germán Beardo, que ha presionado para ser él quien presida pero que falto de apoyo para tanto se quedaría, en principio, la vicepresidencia con más rango, que es la que tenía el alcalde de Chiclana, José María Román, con áreas como Patronato Provincial de Turismo y la pública Tugasa, entre otras cosas, y, con ellas, tiempo y espacio para planificar aspiraciones.

La otra opción es Almudena Martínez, que en contra tiene el exceso de poder que se le otorga a la agrupación de Jerez y eso no encajaría del todo bien en el resto de la provincia y su poca experiencia y menos para un cargo clave que ha visto el paso de históricos con colmillos tan afilados como Rafael Román, Cabaña, Loaiza, Irene García o el propio Ruiz Boix, que se sentará –en principio- enfrente junto a otros del PSOE curtidos como el sanluqueño Víctor Mora o la jerezana Laura Álvarez. Martínez tiene a favor el apoyo de Antonio Sanz, que mueve hilos desde su sillón de Sal Telmo porque ha pasado por muchas colinas como esta y no quiere ceder el control del poder de suponen los territorios como cuando tuvo que hacerlo, obligado, ante Ana Mestre, y quizás del propio Juanma Moreno, que necesita cumplir con la cuota de mujer en alguna de las seis presidencias provinciales que el PP disfrutará en Andalucía y, en este sentido, Huelva parece que recaerá en manos de David Toscado, que fuera alcalde de Aljaraque, Málaga está en la decisión de que Francis Salado abandone la alcaldía del Rincón y, obligado a elegir, sabe que el poder real está en los votos y no quiere apartarse de ellos, en Granada la presidirá otro hombre, Francisco Rodríguez, alcalde de Alhendín, en Almería parece que continuará Javier Aureliano García, mientras que en Córdoba está posicionado Salvador Fuentes, que ya fue vicepresidente y delegado de Hacienda. Demasiados hombres y, al menos, una o dos mujeres serían necesarias en la foto final.

En el grupo de diputados gaditano, además de Ortiz, Martínez y Beardo, estará Jacinto Muñoz, al que le espera una de las tres vicepresidencias, Cossi, Agustín Muñoz, Susana Sánchez, Javier Bello, Vanesa Beltrán, Ignacio Trujillo, Andrés Clavijo, Paula Conesa, Ana Moreno y Antonio Aragón; Javier Vidal y Sebastián Hidalgo lo serán por La Línea 100x100. Se queda fuera un histórico como Pepe Ortiz, al que los vaivenes lo han descabalgado de la alcaldía de Vejer y a quien espera la presidencia del Consorcio de Bomberos: al menos no se baja del tiovivo aunque, en este tramo, le toca en cochecito rojo y dándole a la campana.   

El PP, con todo, continúa armando su puzzle infinito sin perder de vista ese 23J que no le ha dejado disfrutar de la alta cosecha de autonómicas y municipales de mayo, pero como la boa insaciable quiere engullir otra pieza mayor cuando aún el elefante permanece intacto en sus entrañas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN