Quantcast
El tiempo en: Chiclana
26/09/2021

Chiclana

Emsisa invierte 75.000 euros en ayudas del programa Ciconia el primer semestre del año

Este programa cuenta con un total de 28 viviendas que reciben estas ayudas para hacer frente al pago del alquiler.

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Emsisa.

Emsisa invierte un total de 75.433,14 euros en ayudas dentro del programa Ciconia durante el primer semestre de 2021. Este programa consiste en ayudas para el pago del alquiler, mediante la cesión de viviendas privadas a la empresa municipal. Desde que se pusiera en marcha en 2019, este programa ha ido creciendo. De esta forma, en 2019 se concedieron 8 ayudas con una inversión de 62.091 euros por parte de Emsisa, mientras que en 2020 se incrementaron en nueve más, haciendo un total de 17 viviendas, lo que supuso una inversión de 120.347,52 euros. En el primer semestre de 2021, las ayudas han subido hasta 28, por lo que el incremento ha sido de once en este año, habiendo invertido hasta el momento más de 75.400 euros en estas ayudas.

“Este programa lo pusimos en marcha porque nos encontramos con muchas personas que no consiguen que una inmobiliaria o propietarios le alquilen la vivienda, seguramente por la inseguridad de la propiedad de saber si va a cobrar ese alquiler. Lo que queremos es que ese parque de vivienda vacío entre en carga para aquellas personas que buscan una casa, pero no consiguen que nadie se las alquile por una nómina baja o por temor a impago”, ha explicado el vicepresidente de Emsisa, Joaquín Guerrero Bey, que también ha destacado que “el incremento cada año en el número de viviendas que se han acogido a esta programa es sinónimo de que es un proyecto que funciona y del que tanto propietario como arrendatarios se están viendo beneficiados”.

“Por ello, queremos animar a esas personas que tienen viviendas vacías a que se acerquen a Emsisa y se informen del programa, porque el elevado número de viviendas privadas que se han adherido a este plan Ciconia son clara muestra de que se garantiza el pago al propietario, haciendo que las personas demandante de vivienda tengan más opciones para acceder a alquileres sociales”, ha señalado que Guerrero Bey, que también ha destacado que “continuaremos trabajando por y para la ciudadanía, con programas y ayudas que faciliten la vida a las personas, aportándoles, además, una mejor calidad de vida”.

Plan Ciconia

Hay que recordar que este programa consiste en la cesión de viviendas privadas a Emsisa. En este sentido, se lleva a cabo un contrato de cesión de uso entre Emsisa y el propietario, por un plazo mínimo de siete años, que autorice el arrendamiento de la vivienda a terceros, en el que se pactan los términos en que se lleva a cabo la gestión de las viviendas, su mantenimiento, conservación y reparación de desperfectos, plazo y prórroga, así como aseguramiento del cobro de la renta. Además, la empresa municipal destina la vivienda arrendada a alquiler social a personas, unidades familiares o unidades de convivencia inscritas en el registro de demandantes de viviendas por una duración de un año, prorrogable hasta siete. Y, por otro lado, Emsisa contrata un seguro de hogar e impago de alquiler con defensa jurídica para cada vivienda cedida.

Hay que destacar que las personas propietarias que ceden sus viviendas a Emsisa reciben como contraprestación una renta periódica pactada con la empresa municipal en el convenio, que se fija en función de distintos criterios como accesibilidad, ubicación, equipamiento interior de la vivienda y estado de conservación, hasta un máximo de 350 euros para viviendas de un dormitorio, 400 euros con dos dormitorios, 450 euros con tres dormitorios y 500 euros con cuatro dormitorios, lo que supone un incremento de 100 euros por cada tipo de vivienda respecto a lo que se establecía hasta ahora. Además, durante la vigencia del contrato, Emsisa se hace cargo del IBI de dicha vivienda.

Por su parte, el arrendatario de la vivienda debe estar inscrito en el registro municipal de demandante de vivienda. En cuanto al precio del alquiler, éste es el resultado de aplicar una bonificación de hasta el 60 por ciento prorrogable sobre el importe de la contraprestación pactada por Emsisa con el propietario, siendo el inquilino el encargado del pago de los importes de los suministros de agua, electricidad y gas. Este porcentaje de bonificación supone un incremento de un 10 por ciento más respecto a lo establecido hasta ahora.

COMENTARIOS