Quantcast
El tiempo en: Chiclana
Lunes 08/08/2022
 

Chiclana

El Ayuntamiento chiclanero se suma a la lucha contra la homofobia, transfobia y bifobia

El alcalde de Chiclana procede a la lectura de la declaración institucional con motivo del Día Internacional que se celebra este 17 de mayo

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Lectura del manifiesto.

El Ayuntamiento de Chiclana se suma a la lucha contra la homofobia, transfobia y bifobia con la lectura de la declaración institucional con motivo del Día Internacional Contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, a la que ha procedido el alcalde de la ciudad, José María Román, junto a la portavoz del Gobierno, Cándida Verdier, y la delegada municipal de Mujer, Susana Rivas. El regidor local ha explicado que “el 17 de mayo se conmemora este día contra la LGTBIfobia. Por ello, debemos hacer esta lectura”. En esta declaración, José  María Román ha destacado que “nos sumamos en esta jornada para denunciar la discriminación y el odio provocados por la LGTBIfobia de la que diariamente son víctimas las personas de este colectivo en todo el mundo”.

“En este 2022 y con el lema Nuestros cuerpos, nuestras vidas, nuestros derechos, las organizaciones internacionales reclaman el derecho de todas las personas a expresar libremente la orientación e identidad sexual son sufrir por ello ningún tipo de violencia ni discriminación”, ha señalado, destacando que, “el 17 de mayo, en conmemoración de la fecha en la que la Asamblea General de la OMS eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales, poniendo fin a la percepción internacionalmente institucionalizada de que la homosexualidad es una enfermedad susceptible de ser curada”.

Además, ha reseñado que “los avance en los derechos del colectivo LGTBI a nivel global desde aquella decisión hace más de 30 años son notables. Actualmente, son 58 estados y 28 jurisdicciones las que incorporan a sus legislaciones disposiciones que confieren una amplia protección contra la discriminación basada en la orientación sexual. Además, en seis países la pena de muerte es el castigo legalmente prescrito para las relaciones homosexuales, mientras que en otros cinco países diversas fuentes informan que se podría imponer esa misma pena. La mayoría de la población mundial vive en países en los que no existe ningún tipo de legislación para la protección del colectivo y más de un tercio lo hace en países en los que la homosexualidad está criminalizada con números totalmente inasumibles en pleno siglo XXI”.

“De esta forma, podemos concluir que, aunque durante los últimos 30 años, los avances han sido importante y notables y que gracias a las leyes de protección del colectivo actualmente, cientos de millones de personas viven en países donde se protege el derecho a amar libremente, aún son mayoría los países en los que se persigue y se criminaliza al colectivo LGTBI. Nuestro país se convirtió en un referente internacional en materia de protección de derechos del colectivo gracias a todos los avances legislativos que se han producido a lo largo de este siglo. Algunos ejemplos son el matrimonio igualitario, la ley reguladora de rectificación registral del sexo de las personas y las diferentes leyes LGTBI que se ha ido aprobando en las comunidades autónomas”, ha señalado.

“No obstante, sabemos que en el año 2021 se produjo un incremento muy notable del total de delitos de odio de más de un 40 por ciento respecto al año 2020, recibiendo, según datos del Ministerio del Interior, 1.802 denuncias por delitos de odio, 550 más que en el año anterior. Una gran parte de estos delitos están motivados por la orientación y la identidad sexual de las personas que lo sufren, convirtiendo al colectivo LGTBI en una de las minorías más vulnerables ante los ataques de las personas que, lamentablemente, aún se resisten al cambio social. Es importante señalar que sobre el 20 por ciento de estos delitos se quedan sin denuncia, según refleja la encuesta realizada por el Ministerio del Interior en 2021. Los motivos son variados y entre ellos destacan el miedo a visibilizar la orientación sexual y la desconfianza por el miedo a los agresores, por miedo de las víctimas a no ser creídas y no ser tenidos en cuenta en la denuncia de los hechos”, ha explicado el alcalde.

“Por todo ello, a pesar de estos 30 años de avance y a pesar de las legislaciones que se han aprobado, hay que seguir en la lucha y en esta línea de trabajo y nos sumamos un año más a las reivindicaciones del colectivo y volvemos a pedir una cosa muy sencilla, tolerancia y respeto. Con tolerancia y respeto a la identidad de cada cual seguro que la vida será mucho más sencilla y no tendríamos por qué hacer la lectura de este manifiesto ni estar hablando de que hay que seguir en esta lucha. Para ello, sólo se precisa tolerancia y respeto”, ha finalizado José María Román.

TE RECOMENDAMOS