Quantcast
El tiempo en: Chiclana
Miércoles 01/12/2021  

En román paladino

Paralelismo

La ayuda socialista tenía un precio social inasumible tanto para el gobierno catalán como para el andaluz

Publicado: 25/11/2021 ·
10:00
· Actualizado: 29/11/2021 · 20:50
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Parlamento andaluz.
Autor

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG

Andalucía y Cataluña.  8.501.450 y 7.669.999 habitantes, a favor de Andalucía. Casi un millón  de ciudadanos más en Andalucía. Pero no  son los 9 millones, como  les gusta proclamar a los políticos andaluces  para reivindicar  o para parecer más importantes.  Falta medio millón.  El paro, sin embargo,  se duplica  en Andalucía en relación a Cataluña,  22% a 11%, en grandes cifras. La renta per cápita es un tercio superior en Cataluña sobre  Andalucía. En 1955 era el doble.   El Producto Interior Bruto también es superior en Cataluña -como el PIB por habitante (31.000 a 19.000)-    lo que se explica en buena parte  porque el número de puestos de trabajo, tanto en Madrid como en Cataluña,  es superior  a Andalucía, a pesar del menor número de habitantes de ambas comunidades. Es sin duda  el mayor desafío que tiene económica y socialmente Andalucía.

Pero, por encima de esos datos,  estos días   se da una similitud en los respectivos parlamentos. Los  gobiernos  que se constituyeron hace dos años en Andalucía y hace seis meses en Cataluña eran de composición geométrica, que no política, muy parecida.  Hay uno  de mayoría independentista, en Cataluña, con la fórmula de dos socios de gobierno y un partido de apoyo externo, la CUP. En Andalucía, el gobierno de centro derecha también es de dos socios  y  un socio  externo, Vox. Así  se ha funcionado hasta que ha llegado simultáneamente la ruptura de la fórmula  firmada al inicio de legislatura.

Vox ha roto su acuerdo  con PP y Ciudadanos y la CUP lo ha hecho con el bloque independentista de ERC y Junts. Vox lo hace porque quiere elecciones inmediatas y la CUP porque ve insuficiente la apuesta rupturista del nuevo gobierno catalán. Otra semejanza: Ninguno de los dos partidos que encabezan los gobiernos  -ni PP ni ERC- ganaron las elecciones  autonómicas  respectivas. En ambos casos fue el PSOE, pero las alianzas lo desplazaron del poder. 

En Cataluña, Salvador Illa, líder del PSC,   y en Andalucía, Juan Espadas, del PSOE-A,  se ofrecieron  para  un acuerdo presupuestario. Ambos ofrecimientos fueron rechazados por motivos semejantes. En un caso se pone en peligro el bloque independentista y en otro el futuro del centroderecha. La ayuda socialista tenía un precio social inasumible. Y uno político que incomodaba aún más. Quedarían de constructivos ante la opinión pública. Algo imperdonable.   

TE RECOMENDAMOS