Quantcast
El tiempo en: Chiclana
Viernes 24/09/2021

Cádiz Suena Bien

El reloj de Mundo Divino

Chambala, en el Palmar, acogió anoche el concierto de María la del Tango y Carlos, El Calimbero

Actuación.

Actuación.

Actuación.

Actuación.

Actuación.

Actuación.

Actuación.

  • Presentaron las canciones del primer disco del proyecto Mundo Divino, “En El Mismo Reloj”

Eran las ocho de la tarde en El Palmar, la prueba de sonido de Mundo Divino en Chambala había terminado, la cuerdas vocales de Maria la del Tango estaban preparadas para la actuación, mientras los dedos de Carlos, “El Calimbero”,  esperaban tomar contacto con los diferentes instrumentos que utilizó en el concierto, pero ya con el respetable sentado en sus asientos.

A partir de ahí, el público fue llenando poco a poco el recinto, mientras los empleados de Chambala iban dándoles paso, muy ordenadamente, acompañándolos a las mesas que cada uno tenía reservadas y asignadas.

Con el escenario aun vacío observé unos atrezos realmente singulares, además de los adornos floridos que lucían en los pies de micro de ambos músicos, una mesita baja, repleta de icónicos objetos, entre los que destacaban dos fotografías, una de el Maestro Enrique Morente y otra de unos Lole y Manuel muy jóvenes, acompañados del poeta sevillano y creador de las letras de los primeros discos de la pareja, Juan Manuel Flores.

Una pluma, que después seria protagonista, algunas Kalimbas, instrumento musical idiófono, de sonido dulce, inventado y extendido por todo el continente africano. Una botella de vino etiquetada con motivos de Mundo Divino, algunas flores y como no, el flamante CD del disco que recientemente han publicado, “En el Mismo Reloj”.

Con el respetable sentado en sus asientos y el sol cayendo despacio en busca del horizonte, comenzó el concierto con canciones del repertorio del dúo, que fueron metiendo en faena a la banda y al público.

Y llegó “Aire”, Uno de los temas del disco que interpretaron, canción que fue jaleada por la gente, le siguió “Con mi muerte”, un tema que normalmente suele introducir instrumentos de viento pero que ayer, como explicó María, con su gracejo natural, comentando que como los cachés son aun limitados no podían contratar a mas músicos, por lo que ella misma, silbando, cubriría esas partes de la canción.

Llegó el turno de “Erase una vez”, también incluida en el CD, un tema original que cuenta la historia de un poema que quería ser canción. Realizado por Mundo Divino con un instrumento fabricado con unan lata de conservas que magistralmente hizo sonar El Calimbero, que también utilizó el bajo eléctrico en la canción.

“Cántame una nana”, sexto corte del disco, ya con el formato estándar, guitarra y voz, “Canto”, dedicada por La del Tango a “cada una de las personas que habéis venido. Porque ustedes le dais sentido a lo que hacemos. Cantamos para los que escuchan y para los que sienten nuestra música”, y  “Pluma”, cuarta canción del disco, dedicada a una pluma que es con la escriben sus canciones, fueron acercándonos al final del concierto

La última canción del setlist les hizo arrancarse por bulerías, subiendo aún más los decibelios emitidos por el público del Chambala, que a compás, hacían palmas a modo de acompañamiento a los músicos.

La portentosa voz de María, ya totalmente engrasada, después de más de una hora de actuación, atronaba, cuando la noche, ya cerrada, se iba refrescando. No así el público, que aplaudía y jaleaba sin descanso .

Al terminar las bulerías y al grito de otra, otra, otra, María y Carlos accedieron a realizar unos bises, pero con la condición de que el público participara. Y a fe que así fue.

Agradecimientos a Koko y Kuka responsables de un sonido que resultó perfecto y a Juan Carlos, responsable de Chambala, por apostar por la música.

Cuando ya parecía que se bajarían definitivamente del escenario, la gente les pedía insistentemente que hicieran una canción más. “Cositas Divinas”, también incluido en el Cd, a lo que accedieron, por aclamación popular y para regocijo de un respetable entregado, ya totalmente, a la causa de Mundo Divino.

Gran concierto el disfrutado en Chambala en una noche que resultó de lo más agradable, por temperatura, y sobre todo, por el altísimo nivel musical que ofreció Mundo Divino durante toda la velada.

COMENTARIOS